Boeing se declarará culpable en caso penal del 737 MAX donde murieron más de 300 pasajeros

Boeing ha aceptado declararse culpable de engañar a los reguladores estadounidenses de seguridad aérea antes de que ocurrieran los dos accidentes acaecidos en 2018 y 2019 en Indonesia y Etiopía por fallos de diseño en su modelo 737 MAX, en los que murieron 346 personas.

La compañía aeroespacial más grande del mundo ha alcanzado un acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense que implica declararse culpable de fraude en la certificación de los citados aviones, según detallan las autoridades estadounidenses en una presentación judicial. El pacto ha de ser aprobado aún por un juez federal.

Este acuerdo -con el que la firma se evitaría ir a juicio- conlleva una segunda multa penal de 244 millones de dólares y que la empresa gaste 455 millones en los próximos tres años para mejorar sus programas de cumplimiento y seguridad, cantidades muy inferiores a los 24.800 millones que las familias de las víctimas reclamaban al fabricante de aviones.

En un comunicado Boeing se ha limitado a confirmar que había alcanzado «un principio de acuerdo sobre los términos de una resolución con el Departamento de Justicia, sujeto a la aprobación de términos específicos».

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *