29 de septiembre de 2022

Líderes internacionales y gobiernos de varios países condenan asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise

Líderes internacionales y los gobiernos de distintos países han condenado este miércoles el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, durante un asalto a su vivienda, en el que también ha resultado herida la primera dama, Martine Moise.

El presidente de la vecina República Dominicana, Luis Abinader, no ha tardado en condenar el «magnicidio» del presidente haitiano. «Este crimen atenta contra el orden democrático de Haití y de la región», ha dicho. «Nuestras condolencias a sus familiares y al pueblo haitiano», ha resaltado.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha lamentado el ataque y ha enviado un «abrazo al pueblo haitiano» durante una rueda de prensa. «Lo lamentamos mucho, (…) Moise estuvo en el acto de toma de posesión cuando asumí la Presidencia de México», ha recordado.

En este sentido, el presidente colombiano, Iván Duque, ha rechazado el «vil asesinato» cometido esta madrugada y ha aseverado que se trata de un «acto cobarde y lleno de barbarie contra el pueblo haitiano». «Nuestra solidaridad con la nación hermana y la familia de un gran amigo de Colombia», ha afirmado antes de incidir en el «respaldo a las instituciones y la democracia» y solicitar a la Organización de Estados Americanos (OEA) una «misión urgente para proteger el orden democrático».

Por su parte, el jefe de Estado de Chile, Sebastián Piñera, ha rechazado lo que considera un «cobarde asesinato» y ha mandado su «solidaridad y condolencias» a su familia y todo el país. En un mensaje de Twitter ha llamado a la «unidad y la paz» para «fortalecer la democracia y encontrar una grave salida a la crisis que atraviesa Haití».

A su vez, el presidente boliviano, Luis Arce, también ha manifestado su pesar tras conocer la noticia y ha hecho hincapié en que «estos hechos de violencia deben esclarecerse».

Argentina expresó su más enérgico repudio al magnicidio del mandatario. «Nuestro país reafirma una vez más su solidaridad con el pueblo y Gobierno de Haití, y manifiesta su rechazo hacia el uso de cualquier forma de violencia», precisó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
Asimismo, señaló que espera se recupere prontamente la paz y la tranquilidad en esa nación y pidió respetar las instituciones democráticas. A su vez, hizo un llamado para que los autores del crimen sean rápidamente identificados a fin de que se hagan responsables de sus actos.

En esta línea se ha pronunciado la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, que ha calificado el ataque de «tragedia». «Es un crimen horripilante», ha lamentado en declaraciones a la cadena CNN.  «Estamos preparados para ofrecer ayuda si es necesario, es importante que el pueblo de Haití lo sepa», ha afirmado antes de matizar que el presidente, Joe Biden, será informado por su equipo de seguridad a lo largo del día.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha condenado este miércoles el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise y ha hecho un llamamiento a la unidad en el país para conseguir superar la crisis en la que está inmerso. «España condena firmemente el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise», ha escrito Sánchez en un mensaje en Twitter, trasladando sus condolencias a su familia y la solidaridad de España «con el pueblo haitiano».

El Gobierno de Guatemala emitió, a través de su Cancillería, una nota oficial mediante la cual e solidariza con la familia del presidente Moise y con el Gobierno y pueblo de Haití, reiterando su rechazo a todo hecho de violencia que atente contra la seguridad y la vida de las personas, así como contra la estabilidad y el orden democrático en esa República».  El texto hace votos para que el primer ministro interino, Claude Joseph, pueda contar con el respaldo necesario para la continuidad de los esfuerzos orientados a la celebración de elecciones libres y democráticas el próximo 26 de septiembre.
Argentina condena asesinato de presidente de Haití.

El Grupo de Puebla expresó: «Condenamos estos hechos de violencia y esperamos que la verdad salga a la luz. Haití y su democracia merecen justicia», apuntó en un mensaje en Twitter la alianza progresista, de la cual forman parte varias personalidades, entre ellas los presidentes Alberto Fernández (Argentina) y Luis Arce (Bolivia).

La primera ministra de Barbados, Mia Amor Mottley, expresó que la violencia nunca puede ser una solución y debe rechazarse en todas las circunstancias.
«Barbados insta a todos a hacer una pausa y trabajar a toda costa por la paz. El pueblo haitiano se lo merece», señaló.

El primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, dijo que se constituye un momento doloroso para la región y calificó de «acto atroz» el magnicidio, tras señalar que es una mancha para ese país caribeño.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, apuntó que «ninguna situación política justifica actos criminales de violencia. Solidaridad a su familia y al pueblo haitiano. Que prevalezcan la estabilidad, institucionalidad y diálogo».

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, lamentó el deceso y envió un mensaje de condolencias a los familiares del gobernante y «al hermano pueblo haitiano», e hizo un llamado a la paz.

La portavoz de la cancillería de Rusia, María Zajárova, expresó su confianza en que el pueblo haitiano «será capaz de superar este difícil periodo en la historia del país entablando un diálogo político inclusivo que corresponda al marco legal nacional e internacional».

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley,  calificó de trágico e acontecimiento y envió las condolencias a la familia de Moise y el pueblo y gobierno de Haití.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley,  llamó a los haitianos a trabajar por la paz en su país.

El primer ministro de Antigua y Barbuda y actual presidente de la Comunidad del Caribe (Caricom), Gaston Browne, consideró lo ocurrido como un acto salvaje y advirtió sobre los peligros que encierra la inestabilidad en Haití.

El Gobierno de Nicaragua expresó «condenamos el brutal asesinato del presidente, hermano Jovenel Moïse, y de su esposa, la hermana Martine Moïse».

El canciller de Francia, Jean-Yves Le Drian, enmarcó el crimen en el tenso clima político y de seguridad imperante en el país caribeño y llamó a investigar a fondo lo ocurrido.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, abogó por la paz de esa nación caribeña. «Condenamos con firmeza el terrible asesinato (…). Nuestra América tiene que transitar por los caminos de la paz, estos actos retrógrados y deplorables solo traen desestabilización para las Naciones. Mis condolencias al pueblo haitiano’, escribió en un mensaje.

of-am

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *