29 de septiembre de 2022

Superintendencia de Bancos estableció servicios financieros a venezolanos que viven en el país con pasaportes expirado

SANTO DOMINGO.- Desde el primero de julio las entidades de intermediación financiera dominicanas pueden proveer de productos y servicios financieros a venezolanos que viven en el país cuyos pasaportes hayan expirado.

Así lo dejó establecido la Superintendencia de Bancos (SB) mediante la Circular SB: No.012/21, publicada el pasado jueves.

La medida se corresponde con la resolución No. 02-DGM-2021, emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Dirección General de Migración el 19 de enero pasado, que busca normalizar el estatus migratorio de los nacionales venezolanos que están en territorio dominicano mediante la categoría migratoria de no residente, y les permite, a ellos y a sus hijos, la utilización de pasaporte vencido.

Esta directriz, impulsada por el presidente Luis Abinader, fue reconocida la semana pasada por el Departamento de Estado en el vigésimo primer informe anual sobre la trata de personas (TIP), documento en que se valora positivamente el apoyo que el país le ha dado a la población venezolana vulnerable.

Con la circular, la superintendencia, además, responde a la consulta de las entidades reguladas sobre las vías pertinentes para hacer frente al vencimiento del pasaporte de muchos de sus usuarios actuales y potenciales, partiendo de las estipulaciones del instructivo de debida diligencia.

Según la disposición, los intermediarios cambiarios y las fiduciarias podrán aceptar el pasaporte y la cédula expirados de nacionales venezolanos que se encuentren en territorio dominicano como documentos válidos de identificación.

Los prestadores de servicios también deberán instruir a su personal en el proceso de vinculación y atención de clientes sobre las disposiciones establecidas en la circular.

La normativa precisa que la validez de los documentos vencidos aplica a todos los ciudadanos venezolanos, independientemente de si su portador esté o no en el proceso de normalización establecido por la DGM.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *